• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 11/01/2018
Visto: 1060 veces

Los faros son señales luminosas que pueblan los 4000 kilómetros del litoral costero argentino ofrecen un sinfín de historias y atractivos.

Sus formas son simples, y proyectan una vitalidad luminosa en el horizonte que combina mística y romanticismo.

Desde tiempos inmemoriales, los libros de aventura narran la llegada por tierra o por mar a estas torres lumínicas que tienen siglos de antigüedad. Desde Julio Verne hasta Jorge Luis Borges, narran las aventuras en los faros.

Los hay muy altos, bajos, cilíndricos o cuadrados, los hay de diferentes formas y variados materiales, construidos de metal, cemento e incluso de adobe.

Fue la salvación de los navegantes que contaban con este servicio de vigía, entonces debían alejarse de las costas cuando casi no había cartas náuticas como las actuales, y los marineros estaban obligados a guiarse por accidentes costeros.

Entre los 64 faros que pueblan el litoral costero argentino hay uno solo que ofrece alojamiento.

El faro donde se puede dormir, se encuentra en Punta Delgada, en la reconocida Península Valdés, en Chubut. Es un faro sencillo, pintado de color ladrillo, rodeado de arbustos que matizan la aridez de la estepa con sus construcciones originales: la estafeta postal, la pista de la aeropostal, la casa del farero y las dependencias de quienes habitaban allí hace tiempo.

Por los acantilados, hay algunos senderos para recorrer los alrededores y descubrir una colonia de elefantes marinos.
Al anochecer se enciende el haz de luz que recorre el mar, proyectando un punto de luz sobre la oscuridad costera.

El faro Les Eclaireurs se destaca por una silueta colorida que orienta a los navegantes que pasan por el canal de Beagle, popularmente bautizado como “el faro del fin del mundo”. Ubicado frente a Ushuaia, sus once metros pintados a franjas hoy ofrecen luz a través de paneles solares.
Se lo puede ver en soledad, resistiendo el movimiento del oleaje, el viento y el frío.

Los expertos apuntan que el faro del Fin del Mundo que hizo famoso Julio Verne en una de sus novelas de aventuras por tierras exóticas, está más lejos, en la Isla de los Estados, y se llama San Juan del Salvamento.

Cerca de Camarones, en las costas chubutenses, entrando en el mar argentino, el viento y marea son un condimento adicional para acceder al faro de isla Leones.

De la misma forma se llega al ahora famoso faro de isla Pingüino, donde faro y casa de farero son ruinas pobladas por una colonia de pingüinos de Magallanes, mientras detrás anida la colonia de pingüinos de Penacho Amarillo, que llegan cada primavera y permanecen todo el verano.

Ya en la provincia de Buenos Aires, cerca de Punta Alta, se encuentra el faro Recalada, el más alto de Sudamérica con sus 74 metros de altura. Dicen quienes se han trepado hasta la óptica, que en la cima “se mueve”, por tal motivo, los rayos de luz oscilan debido a su altura.

Buenos Aires tiene con diez faros desde San Clemente hasta Rincón.

Uno de los más visitados es el de Punta Médanos, a 15 kilómetros de Pinamar, con sus 298 escalones y casi 60 metros de altura. El faro es de metal, y lo hizo la misma empresa que construyó la Torre Eiffel (de París, Francia). La firma Barbier, Bénard & Turenne, especializada en la construcción de faros, envió las piezas de metal en cajas y se armó aquí en coincidencia con la Exposición Universal de 1900.

El faro ubicado en el balneario El Cóndor de Viedma, Río Negro, es el más antiguo y construido de adobe. Es de fácil acceso y cuenta con torrero (es decir, farero). Funciona desde el año 1887 y hoy es Monumento Histórico Nacional.
Desde el acantilado, se puede ver la playa donde se anida la mayor colonia de loros barranqueros del mundo. El biólogo Mauricio Failla desarrolló un proyecto sustentable al que concurren naturalistas de todo el mundo para observar estas aves.

El faro San Jorge, tiene forma cuadrada. Está en las afueras de Comodoro Rivadavia, Chubut. Por su forma se lo compara con la “lanterna di Genova”, de base cuadrada.

En Santa Cruz se encuentra el faro de Cabo Blanco, llamado así porque hay un peñasco sobre el mar teñido de blanco por el efecto del guano que durante cientos de años generó la colonia de cormoranes de este lugar desolado. En una de las habitaciones hay una puerta de vidrios chiquitos que se abre al balcón y da directamente al océano Atlántico.

En el extremo más austral del continente, en Santa Cruz, donde se inicia la Ruta Nacional 40, está el faro de Cabo Vírgenes. La casona centenaria del farero, con piso de pinotea, alberga un museo donde se relata la vida de los primeros pobladores y hay restos arqueológicos del primer grupo humano que quedó varado allí, luego de un naufragio.

.

Comentarios
Notas y artículos
La llegada de los tulipanes a la Patagonia La llegada de los tulipanes a la Patagonia
La zona de Esquel y Trevelin cuenta con las condiciones adecuadas para el desarrollo del cultivo de tulipanes en la provincia de Chubut. Las características del suelo patagónico, el frío del invierno y una primavera templada permite que la Patagonia tenga tantas hectáreas con esta flor. Desde el mes de Octubre, los colores se adueñan de los pa
Campo de Piedra Pómez, como en la Luna Campo de Piedra Pómez, como en la Luna
Muy cerca de El Peñon, una pequeña localidad de Catamarca, se puede llegar a una de las maravillas naturales de Argentina, como lo es el Campo de Piedra Pómez. Aunque no es fácil llegar a este paisaje de apariencia lunar, con un color que varía entre el blanco y el beige claro. Su nombre describe el paisaje caracterizado por la extensa acumula
El avistaje de ballenas en Península Valdés, entre las mejores El avistaje de ballenas en Península Valdés, entre las mejores
En el mes de Junio comienza la temporada de avistaje de ballenas en la Península de Valdés y se extiende hasta comienzos de diciembre. El avistaje de ballenas del Área Natural Protegida Península Valdés, obtuvo el premio World Travel Award 2019 como "Destino de avistaje de ballenas líder en Sudamérica". Este galard&oacu



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en: 
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por