• Facebook
  • Google+
  • RSS

El rodeo, lugares encantados

Publicado: 18/04/2010
Visto: 1634 veces
Fuente: Clarín Turismo

La placidez de una aldea de montaña, sobre los faldeos de la sierra de Ambato. Un escenario ideal para el trekking y las cabalgatas.

La panorámica desde el Cristo blanco que reluce sobre la ladera es un plano amplio que abarca la serranía de Ambato y sus valles. Sin embargo, la vista es parcial de este paisaje de precordillera, a 38 km de San Fernando del Valle de Catamarca.

La propia naturaleza oculta bajo su manto denso la mayor parte de los matices de El Rodeo. Unos 500 metros abajo, a los pies del cerro Huaico, la abigarrada secuencia de nogales, algarrobos, churquis, talas, sauces y álamos apenas deja resquicios para entrever los tejados rojos de los chalés. Hasta el persistente rumor de los ríos se silencia y la presencia de esos tentáculos de agua transparente que refrescan la aldea sólo queda reflejada en los mapas.

La ruta que trepa la montaña desde la capital se monta sobre una cuesta y transforma el plácido paseo inicial en una excursión algo más inquietante, sacudida por curvas, precipicios, subidas y bajadas. Y el sol y la sombra de la vegetación de altura, en una alternancia constante. La cinta deja de zigzaguear y, en el más absoluto silencio, conduce a los automovilistas hasta los márgenes del río Ambato. El agua desciende a los saltos y trasluce piedras, truchas y raíces, un escenario soñado que sugiere un picnic. El ritual convoca a los previsores y sorprende a turistas a punto de cometer la afrenta de pasar de largo.

Hacia el mediodía, el microclima termina de delinear su atmósfera más agradable y se multiplican los grupos dedicados al trekking hasta el Cristo y el descanso con los pies en los cinco ríos que tajean el manto verde.

Enfrente de la escultura de piedra, una cabalgata busca al paso la cumbre del cerro Pelado del Fraile. Pero el imprevisto planeo de un cóndor alborota a los turistas, los baqueanos y sus caballos. El venerado pájaro andino se presta a jugar con las cámaras que le apuntan: queda suspendido en el aire unos segundos, bailotea sacudido por el viento y, repentinamente, desaparece, mimetizado con la montaña verde.

Fue fundada en la serranía de Ambato, en el siglo XVII.Queda a 36 km de la capital por la ruta 4.

Fuente: Clarín Turismo
http://www.clarin.com/suplementos/viajes/2010/04/18/v-02183051.htm


Ver el original en: El rodeo, lugares encantados.
Más información de Catamarca en turismonorteargentino.com.

Comentarios
Notas y artículos
Campo de Piedra Pómez, como en la Luna Campo de Piedra Pómez, como en la Luna
Muy cerca de El Peñon, una pequeña localidad de Catamarca, se puede llegar a una de las maravillas naturales de Argentina, como lo es el Campo de Piedra Pómez. Aunque no es fácil llegar a este paisaje de apariencia lunar, con un color que varía entre el blanco y el beige claro. Su nombre describe el paisaje caracterizado por la extensa acumula
La ruta del invencible adobe La ruta del invencible adobe
Las construcciones de adobe datan de más de 300 años y se han mantenido en pie a pesar de los frecuentes sismos de la región. Magníficos edificios hoy nos invitar a conocer esta antigua ruta norteña. Las iglesias, casonas y antiguos oratorios erigidos bajo esta ecológica y ancestral técnica de construcción conforman, a uno
Reserva de Laguna Blanca, un paisaje de sal Reserva de Laguna Blanca, un paisaje de sal
La Puna catamarqueña sorprende con su fauna y sus imponentes paisajes, una reserva hermosa y desolada. Solo 350 kms separan a San Fernando del Valle de Catamarca de la Puna. Allí a 3.000 msnm se encuentra la Reserva de Laguna Blanca, uno de los secretos mejor guardados del Norte Argentino, un paisaje de sal habitado por animales y tantos secretos ancestrales.



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en: 
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por