• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 01/11/2009
Visto: 365 veces
Fuente: Clarín Turismo

Los encantos de Mar de las Pampas, uno de los balnearios más bellos de la costa.

Será que uno viene ya mentalizado para ello o que la propuesta del lugar funciona efectiva e indefectiblemente. Lo cierto es que no bien se ingresa a Mar de las Pampas, en la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires, el tiempo parece estirarse, los minutos parecen correr con más lentitud y la vida se hace como más disfrutable, más al alcance de la mano.

Después de un breve pero respetable chaparrón, el bosque se ve aún más verde bajo los rayos del sol que vuelve a asomar a pleno. Hasta los pájaros parecen más contentos, y saludan con cantos y aleteos la breve caminata -poco más de una cuadra- que separa los departamentos Rincón de las Pampas del pituco centro comercial de esta aldea de cuento, de calles de arena retorcidas y un bosque de pinos, eucaliptos, acacias y esos bellísimos olivos de bohemia, desbordantes de flores amarillas.

Ubicado a 7 kilómetros al sur de Villa Gesell, este "balneario boutique" que propone una vida slow (lenta) se está alistando para una nueva temporada. La construcción se mantiene a buen ritmo, y los bares y restaurantes, igual que los locales de chocolates, artesanías, ropa, tantean la previa abriendo de viernes a domingo y ofreciendo promociones bien interesantes, sobre todo para saborear una buena comida.

"Todavía no están totalmente definidos los precios del verano, pero probablemente sean entre 15 y 20% superiores a los de hoy", dice Andrea, en el restaurante Los fuegos del bosque, cálidamente ambientado en piedra y madera. Como guía, allí se puede saborear hoy un buen plato de pastas por $ 30, o carnes, pollos y pescados por entre $ 30 y $ 40.

Y si bien es cierto que algunos precios variarán con respecto a la temporada anterior -en promedio, se puede hablar de un incremento de entre 10% y 20%-, otros permanecerán estables. Es el caso de Rincón de las Pampas, un complejo que inauguró en octubre de 2008 y que para la próxima, su segunda temporada, tendrá los mismos valores que en la anterior. Antes de planificar las vacaciones y reservar, entonces, habrá que preguntar en cada caso.

El origen del bosque

"Entre Mar del Plata y Pinamar -frente al mar en dos grandes lotes- extraordinario ofrecimiento para hombres de empresa... El día jueves 11 a las 16 horas. Por orden judicial remataremos..." Este simple aviso clasificado publicado en 1957 fue el origen de uno de los centros de veraneo más bellos y cotizados de la Argentina de hoy, más de 50 años después.

Es que el principal argumento de Mar de las Pampas se mantiene intacto: su envidiable entorno natural, que nació allá por la década de 1960, cuando Antonio Vázquez, Manuel Rico y Jacobo Zceltman decidieron fundar un lugar turístico que se diferenciara del resto. Entonces comenzaron la fijación y forestación de dunas, aprovechando experiencias previas como las de Villa Gesell, Cariló y Pinamar.

Esa ardua y paciente tarea dio lugar al actual bosque denso y verde que sólo se termina cuando da paso a extensas playas de arenas amables. En este ambiente casi mágico, el relax está garantizado por más de 100 sitios de alojamiento, entre hoteles, cabañas, hoteles boutique y aparts que brindan un servicio de alto nivel, además de un cálido centro comercial que ya suma varios paseos, como La Aldea Hippie, con rampas y escaleras de madera, donde se suceden locales de artesanías en vidrio, cerámica, madera, telas, los infaltables chocolates y las miniaturas de los pequeños duendes que, aseguran, pueblan el bosque.

En busca de la paz perdida

Mar de las Pampas se desarrolló siempre bajo el concepto de "slow city" (ciudad lenta) y por eso, por ejemplo, no se permitió la instalación de una antena de celular en la villa. La más cercana está sobre la ruta, y por ello la señal suele der débil e intermitente. ¿Un problema? No, la idea es que sea más bien una ventaja, que ayude a desenchufarse del vértigo de la vida cotidiana. "Vivir sin prisa" anticipa un rústico cartel de madera en el ingreso desde la ruta 11, y las señales en las calles lo recuerdan: "máxima 30 km/h".

Esa exaltación de la tranquilidad y la vida sin prisas, que le gana tiempo al tiempo y propone disfrutar del silencio sólo interrumpido por los murmullos de las olas, el canto de los pájaros y el silbido del viento entre los árboles, parece en estos días al menos amenazada. Los enemigos -comunes a los balnearios de la zona- son esos cuatriciclos, ruidosos y rápidos, que aparecen por calles y médanos a toda hora, pese a que un enorme cartel en el ingreso a la playa advierte claramente que están prohibidos. La esperanza es que una vez en plena temporada se refuercen los controles para que el lugar no pierda esa paz tan difícil de encontrar, que lo hizo tan apetecible para parejas y familias en plan de descanso.

Pero a la paz se la puede matizar bien con un poco de acción, que aquí también la hay: la excursión al Faro Querandí, con sus 54 metros de altura y 276 escalones en espiral, es un clásico de la zona, tanto como las cabalgatas -diurnas y nocturnas- por la playa y el bosque, los paseos en bicicleta y el sandboard, que trata de deslizarse por la arena; como el snowboard, pero en los médanos. Agotador, y muy divertido.

Fuente: Clarín Turismo
http://www.clarin.com/suplementos/viajes/2009/11/01/v-02031317.htm


Más información de Buenos Aires y de Mar de las Pampas.

Comentarios
Notas y artículos
Temporada de verano en las playas Temporada de verano en las playas
Diciembre inicia una nueva temporada veraniega donde la playa es la protagonista de las vacaciones y las escapadas. La costa atlántica ofrece un abanico de alternativas, desde los destinos clásicos hasta tranquilos balnearios con todo el encanto de pequeñas villas junto al mar. Las playas argentinas a orillas del Atlántico ti
El bosque de Cariló El bosque de Cariló
Como lo bautizó su fundador Hector Guerrero, Cariló es un “Médano Verde” que tiene la mayor parte de la reserva cerca de la ruta, mientras que en la zona de la costa, se encuentran los hoteles y casas con vista al mar. En la década del 20 se comenzó con la forestación de los médanos vivos, luchando contra la falta de
Off amontonamiento Off amontonamiento
En los últimos años surgieron nuevos destinos turísticos con el lema de vivir despacio, tranquilos, sin amontonamiento ni las aglomeraciones que se generan por la llegada masiva de visitantes. Los turistas que buscan playas y paz, tienen opciones en la costa de la provincia bonaerense con buenas arenas sobre el mar atlántico, y el plus de la tranquil



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en Mar de las Pampas
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por