• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 21/11/2010
Visto: 701 veces
Fuente: La Capital Turismo

Quienes buscan desenchufarse de la rutina para respirar aire puro, contemplar bellos paisajes, disfrutar de la tranquilidad y variadas propuestas de esparcimiento, Villa de Merlo es un lugar ideal. Visitar esta ciudad enclavada en la provincia de San Luis a unos 595 kilómetros de Rosario es oxigenarse con su microclima, relajarse y cargar pilas para renovar el alma.

   Al pie de las Sierras Comechingones, Villa de Merlo posee una fisonomía urbana pensada para no alterar la visibilidad de su entorno natural y preservar el medio ambiente. No existen los grandes edificios, pero abundan coquetas viviendas que lucen en sus techos tejas rojas, una verdadera postal que puede apreciarse en su magnitud desde los miradores de la zona serrana.

   El trazado de las primeras manzanas de este poblado fundado en 1797 por orden del marques Sobremonte se hizo alrededor de la capilla Nuestra Señora del Rosario, un edificio típico del siglo XVIII con techo de vigas de algarrobo hachado y gruesos muros de adobe que fue declarado monumento histórico nacional. Se trata de uno de los lugares más emblemáticos del circuito turístico urbano que también incluye, entre otros atractivos, la plaza central y una serie de museos y salas culturales.

   En ese contexto se destaca la Casa del Poeta, una casona donde vivió Antonio Esteban Agüero, el autor de La Mazamorra cuya letra se hizo famosa al ser musicalizada por el folclorista Peteco Carabajal. El casco urbano también invita a recorrer la zona residencial conocida como Rincón del Este donde las casas y chalet están diseminadas entre quebradas y cerros con coloridos jardines. No menos cautivante es el centro recreativo municipal, ubicado a seis cuadras de la plaza principal, que posee confitería, pileta de natación y un playón polideportivo.

   Merlo cuenta con una nutrida presencia de comercios y un buen nivel en materia de servicios gastronómicos y de alojamiento tanto en hoteles como cabañas. Su principal actividad económica es el turismo y su densidad demográfica creció considerablemente en los últimos años. De 9 mil habitantes que tenía en 2001 hoy, según datos preliminares del reciente censo, superaría los 22 mil. La población la conforman en su mayoría familias provenientes de la provincia de Buenos Aires que desembarcaron en estas tierras con ansias de progreso. En ese sentido un grupo de empresarios locales está trabajando junto al Municipio en la formación de un ente turístico mixto público-privado.

   La noche de Merlo también tiene su encanto para entretenerse en familia o entre amigos como pubs, bares, restaurantes y un boliche bailable. También cuenta con casinos y el próximo 5 de diciembre se lanzará la temporada desde el bar William and the Monkey, donde los jóvenes merlinos hacen "la previa".

   La avenida del Sol es la arteria principal del casco urbano y el camino que conduce hacia la cumbre de las sierras Comechingones donde hay miradores para contemplar el majestuoso paisaje y la ciudad. Si bien Villa de Merlo es un sitio ya instalado dentro de la oferta turística nacional, tiene atractivos desconocidos o al menos poco explorados que valen la pena recomendar. Quienes opten por este destino deben saber que tienen al alcance de sus manos la posibilidad de internarse en zonas serranas para disfrutar a full del turismo aventura y actividades deportivas y recreativas como parapente, cabalgatas, caminatas, campamentismo o andar en cuatriciclos, entre otras alternativas.

Mucha adrenalina

Visitar este confín del mundo y desaprovechar el turismo aventura sería una pena. Una de las excursiones que hace fluir adrenalina es el Salto del Tigre, un lugar casi paradisíaco, ubicado a 2.150 metros de altura sobre el nivel del mar en la cumbre de Comechingones.

   Estar allí es dejarse llevar por los sentidos al ver como una espectacular catarata vuelca su cause desde 25 metros de altura a una gran olla de 12 metros de profundidad y 40 de diámetro. En invierno el paisaje se hace aún más impresionante porque las aguas se congelan al punto de parecer una pista de patinaje sobre hielo. Para adentrarse en este lugar hay que tomar por un camino sinuoso al que se accede únicamente en vehículos 4 x 4 con un guía especializado.

   Desde la ciudad hasta la cumbre hay 33 kilómetros de los cuales la mitad resultarían intransitable para cualquier unidad que no esté preparada. El recorrido dura alrededor de 6 horas entre el ascenso, el descenso y un tiempo de descanso donde se puede disfrutar de un almuerzo con empanadas, chivito y cordero a sólo 45 pesos sin estar incluida la bebida. Durante el recorrido se pueden apreciar las riquezas naturales del paisaje. Pumas, zorros colorados, gato montés, pecarí (chancho salvaje), águilas, cóndores, y las escurridizas pristidactilus achalensis, un lagarto endémico regional, son algunas de las especies de la fauna autóctona. La vegetación es agreste donde abunda el denominado pasto puna que convive en un ambiente no menos rocoso aportado por cuarzo y mica.

   En un sector del camino es cautivante observar los vestigios de mica en cercanías de un viejo puesto minero que funcionó hasta la década del 60. El último tramo para llegar al Salto del Tigre se hace caminando por senderos y una vez en el lugar está la opción de trasladarse, también a pie, hasta Pueblo Escondido, donde está establecido un refugio con capacidad para 56 personas. La excursión también incluye rapel, trekking y tirolesa para que los turistas crucen de cerro a cerro a través de un cable de 700 metros de longitud y 80 de altura sostenidos por arneses.

   Otra de las excursiones que resulta atrapante es internarse, también en 4 x 4, en los caminos internos del Parque Natural Bajo de Véliz, ubicado a unos 40 kilómetros al oeste de Villa de Merlo. No menos apasionante es conocer la Mina de Los Cóndores, un antiguo pueblo minero donde es imposible no mimetizarse con la dura vida que lo toco enfrentar a los trabajadores, o Velo de la Novia, un sitio de belleza indescriptible donde sólo los cóndores son testigo de la presencia humana.

Excursiones y precios

Salto del Tigre: de 135 a 170 pesos por persona.

Velo de la Novia: 150 pesos por persona.

Mina de los Cóndores: 170 pesos por persona.

Bajo de Véliz: 250 pesos por persona.

Agencias: Para hacer estas expediciones se puede contratar a la agencia Los Tabaquillos o al guía de Cerro Azul.

Costo de alojamiento: Los precios por habitación doble en hoteles de una a cuatro estrellas van de 200 a 800 pesos por día, incluyendo desayuno y en algunos casos media pensión y cochera. Las cabañas oscilan ente 200 a 500 pesos por día con capacidad de tres a cinco personas. Algunos de los lugares recomendados para alojarse son Hotel Cóndor, Campo La Herradura, Hotel Howard Johnson, Olivas de Merlo, Apart Visión de Vida y Cabañas Las Lajas

Comida: Para almorzar los precios oscilan de 30 a 60 pesos por persona según el menú. Una parrillada con chivito incluido, bebida y postre ronda los 45 pesos por persona. La oferta es variada y entre otros restaurantes se destacan Cunto, Cirano, Giorgio y El Rodeo

Fuente: La Capital Turismo


Más información de San Luis y de Villa de Merlo.

Comentarios
Notas y artículos
El microclima de Merlo y sus atractivos El microclima de Merlo y sus atractivos
Reconocida internacionalmente por su microclima de cualidades sedantes, la ciudad de Merlo surge como centro turístico en la Sierras de los Comechingones. En una ubicación estratégica en la provincia de San Luis, ofrece circuitos alternativos y convencionales a los visitantes en un hermoso ambiente natural. En un relieve montañoso, que protege bosque
Merlo, reino del aire puro Merlo, reino del aire puro
En uno de los microclimas más benignos del mundo, la localidad puntana combina aventuras y momentos de paz. Casas que parecen deslizarse por las laderas de las sierras. Tranquilidad y paz. Y, por sobre todo, escenas naturales poco comunes: apenas llegamos a Villa de Merlo se desata una lluvia torrencial, salvaje, que apenas dura unos pocos minutos y luego deja paso a un
Merlo: un rincón de las sierras Merlo: un rincón de las sierras
Con la infraestructura de servicios en alza y encantadores postales de verdes, ríos y cascadas, sugiere un verdadero descanso estival. Al microclima merlino se le suma -junto con el importante marketing de los fanáticos- la buena oferta de alojamientos, comercios y las incansables propuestas de aventura, esto en el marco de la Sierra de Comechingones con su vegeta



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en Villa de Merlo
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por