• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 15/08/2010
Visto: 434 veces
Fuente: Clarín Turismo

Trekking, tirolesa y rappel son algunas De las propuestas para disfrutar de las sierras. Además, los circuitos clásicos y La buena mesa.

Tranquilidad, sierras, exquisitos sabores regionales, recreación y aventura para toda la familia y más servicios es la fórmula de Tandil . Salidas en bicicleta, caminatas por arboledas llenas de pájaros, cabalgatas, ra- ppel, tirolesa y paseos por el casco histórico, son sugerencias para los que buscan entretenimiento y contacto con la naturaleza.

La primera postal de la ciudad la ofrece el Dique del Fuerte. La laguna artificial es ideal para los deportes náuticos –como canotaje y vela– y la pesca. Alrededor de su parque se reúnen vecinos, visitantes y los enamorados que desfilan ida y vuelta por el alto sendero que bordea el espejo de agua. Uno de los principales destinos en Semana Santa, Tandil cuenta con el Camino de la Fe.

Las canteras atesoran el granito que fue extraído para adoquinar numerosas calles porteñas y de varias provincias. Los cerros surgieron de montañas, que originalmente tenían alrededor de 8 mil metros de altura y hace millones de años estaban tapadas por el océano. La mundialmente famosa mole de granito La Movediza, que pesaba 300 toneladas, se mantuvo en equilibrio al borde del cerro hasta caer en 1912. En 2007 fue creado el Parque Lítico en el mismo cerro, con una réplica de la mole original de granito.

Es un lujo amanecer en la hostería La Cascada, adonde llegan el viento serrano y el sonido de la cascada cercana. En medio de una tranquilidad absoluta, llegan los guías de Kumbre, que proponen visitar el cerro Granito y practicar rappel y tirolesa. Equipados con correas, cuerdas y arneses, el desafío es bajar una pared alta vertical y hacer una tirolesa de 200 metros, que une el valle con la parte donde la barda comienza a crecer, sorteando un arroyo. “La idea es alcanzar un sendero y largar otra tirolesa de regreso: 400 m ida y vuelta en el aire”, explica el guía Carlos Centineo.

Cerca de allí, la propuesta del cerro Centinela contempla menúes diversos, productos regionales propios, caminatas nocturnas por el bosque, cabalgatas entre árboles frutales, paintball, toboganes de agua y una aerosilla que recorre 630 m sobre un pinar.

Sobre las rocas graníticas del Valle del Picapedrero se percibe la actividad minera de épocas lejanas, a fuerza de pico y explosivos. El área está protegida y se puede acampar y recorrer con guía.

Son muy reconocidos los quesos y chacinados tandilenses, que compiten en calidad con los dulces de zarzamora y otras frutas autóctonas. En La pulpería hay más sabores típicos para no pasar por alto, como la provoleta, la tabla de fiambres y el asado criollo. Otras delicias son las cazuelas y los chacinados del restó-bar Vieja Cantera, al pie del Monte Calvario. El almacén, restaurante y casa histórica Epoca de Quesos, reliquia de 1860, invitan a degustar los mejores quesos con y sin condimentos y rellenos, fiambres, embutidos, panes de campo. Finalmente, una caminata por el centro lleva a los museos –como el Ferroviario, que abre los viernes y sábados a la tarde– y el Mercado Artesanal, con magistrales trabajos a precios accesibles.

Fuente: Clarín Turismo


Más información de Buenos Aires y de Tandil.

Comentarios
Notas y artículos
Las milenarias sierras de Tandil Las milenarias sierras de Tandil
Tandil es una ciudad tan serena, limpia y prolija que sorprende a los visitantes, con sus campos cultivados que rodean las sierras, en el centro de la provincia de Buenos Aires. Estas sierras son uno de los plegamientos más antiguos de América, fueron el resultado de una colisión entre dos continentes hace 2500 millones de años. Actualmente tienen un
Frescura de las sierras Frescura de las sierras
A menos de cuatro horas de Buenos Aires, Tandil ofrece un tridente infalible: naturaleza serrana para el descanso y la aventura, intensos sabores regionales de quesos y chacinados y un ritmo de pueblo que se agita en la temporada veraniega. “Ay Tandil...”, suspira una mujer en el micro que llega a la terminal temprano. Está fresco, pero el aire puro y un dejo
Tandil, circuito de picadas Tandil, circuito de picadas
Un recorrido por los mejores sitios de Tandil para comprar y degustar los tradicionales chacinados, embutidos y quesos; prohibido olvidarse el pan A sólo cuatro horas de Buenos Aires, la ciudad de Tandil recibe cada vez más visitantes, aunque no sea precisamente un nuevo destino: por el contrario, suele ser señalada como uno de los primeros lugares manifies



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en Tandil
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por