• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 10/10/2009
Visto: 701 veces
Fuente: La Voz Turismo

El espacio público nació en una época de grandes desarrollos y ambiciosos proyectos. Sin embargo, los vaivenes políticos y sociales lo marcaron con su impronta y así conoció el esplendor y la decadencia.

Cuando la ciudad de Córdoba comenzaba a desarrollarse y los habitantes perdían el temor al río e iban más allá de las 70 manzanas fundacionales se aunaron voluntades en el propósito común de forjar una urbe pujante y sin fronteras.

Corría 1880 y Miguel Juárez Celman asumió la gobernación de la provincia. Se inauguró así un período de importantes obras que se perpetuaron en el tiempo. Quizás la más significativa fue la construcción del dique San Roque, pero también fue significante la instalación de los sistemas de agua corriente y de alumbrado público. Del mismo modo, se trazaron caminos y puentes en toda la provincia, se extendió el tendido del ferrocarril y se concretaron obras de irrigación.

A finales de esa centuria la ciudad ya mostraba grandes cambios. La expansión hacia el norte se concretó el 23 de octubre de 1881 al inaugurarse el puente Juárez Celman cuya construcción fue dirigida por el ingeniero Esteban Dumesnil. Fue realizado en madera con pilares de hierro fundidos traídos de Rosario y estribos de mampostería, mientras nueve pilas metálicas sostenían el entablonado. Completaban la obra barandas artísticamente trabajadas y ocho faroles.

No pasó mucho tiempo y comenzó a tener estado público el parque, también proyectado, por Dumesnil. Sin embargo, tomó más tiempo de lo esperado.

En 1881 una ley autorizó la venta de terrenos en la zona y las inversiones, en el actual, barrio Alta Córdoba fueron cuantiosas. En ese desarrollo se destacaron Antonio Rodríguez del Busto y Bernardo Ducasse, entre otros.

En 1888 se formó la empresa de urbanización de Alta Córdoba y los hombres a ella ligados fueron Marcos Juárez y Ramón J. Cárcano.

Las críticas cundieron cuando, al año siguiente Marcos Juárez se hizo cargo de la gobernación y tanto él como su socio quedaron inmersos en una ola de sospechas por negocios no muy claros.

Las obras del futuro parque comenzaron el 11 de enero de 1887. Varias empresas se presentaron a la licitación y se adjudicó a la firma de Francisco Próspero Bezé.

Diseño y forestación. De a poco y con paso firme se trabajó en el ambicioso proyecto y se lo dotó de un grupo selecto de plantas; un quiosco, estructura de madera que serviría para instalar una confitería; dos pajes de bronce y un conjunto de cuatro esculturas femeninas entre grandes mascarones de leones, coronadas por una ninfa con una antorcha en la mano. El perímetro se cerró con una reja, tal como era la tendencia de los modernos espacios verdes, y se inauguró el 21 de febrero de 1889.

Al parque se lo llamó Elisa en homenaje a Elisa Funes Díaz, esposa de Miguel Juárez Celman.

En noviembre de 1887 se autorizó a José María Bouquet, representante y uno de los dueños del Tranway Ciudad de Córdoba a colocar rieles sobre el puente para facilitar la comunicación del centro con Alta Córdoba, recorrido que se inauguró en1889.

Este hecho despertó más de un comentario de negocios espurios. En tanto, en el ámbito nacional, las pasiones bullían y el descontento se multiplicó. Por ello no sorprendió la caída de Juárez Celman que arrastró también a su hermano, gobernador de Córdoba.

Tras de la caída de los Juárez, los gobiernos que se sucedieron cambiaron las nomenclaturas que los recordaban. La Comisión de Centenario del General Paz, opositora al juarismo, impulsó para el parque su actual nombre: Las Heras.

A fines de 1894, se anunciaron modificaciones en ese espacio público donde las generosas sombras de los árboles inspiraron a más de un enamorado y fue lugar de juegos de alborotados niños aunque fueron las kermeses de la Sociedad Francesa las que más convocaron al parque.

Corría 1895 y el intendente Benigno Acosta decidió la construcción de un lago de regatas, cuyo muro se construyó a la altura de la calle Rivera Indarte. El objetivo era embalsar las aguas del río Suquía, donde hacer regatas y natación y conformar un conjunto recreativo junto al vecino parque Las Heras.

Esas obras se inauguraron el 24 de setiembre de 1896 con el nombre de lago General Belgrano. La falta de mantenimiento, la desidia, y una crecida del río en 1903, obligaron a dinamitarlo por el peligro que entrañaba para la ciudad.

Los años transcurrieron y el abandono del parque se hizo cada vez más notorio.

En la década de 1930 numerosos reclamos denunciaron la desaparición de las estatuas de mármol que ornamentaban el paseo y ya se instauraba la perjudicial tendencia vandálica de estos tiempos.

Sin embargo, se decidió solucionar los problemas de riego y en base al proyecto del arquitecto Kronfuss una glorieta sirvió como tanque de agua y las grandes columnas que soportaban el peso del tanque fueron el lugar de actuación de la banda de música.

En 1938 se proyectó la pileta de natación y más tarde, un parque infantil.

En 1961 las rejas fueron retiradas y se construyó un nuevo natatorio, oficinas municipales y un parque de diversiones.

En 1985 se erigió una estatua de Carlos Gardel en ocasión del 50º aniversario de su fallecimiento.

Hoy, en el playón deportivo del Parque Las Heras se practican distintas disciplinas deportivas y la pileta municipal es un espacio concurrido durante el verano, además, los juegos infantiles hacen la delicia de muchos niños que bajo la mirada vigilante de abuelos o padres se recrean al aire libre en ese pulmón verde de la ciudad de Córdoba que merece una mejor atención y cuidado.

Fuente: María Belén Urquiza para La Voz Turismo
http://www.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=558249


Más información de Córdoba y de Córdoba (capital).

Comentarios
Notas y artículos
A puro pedal por Traslasierra A puro pedal por Traslasierra
Tres días en bicicleta por esa particular geografía cordobesa. Esta travesía cicloturística que parte desde Taninga, por ruta provincial 28, el valle de Pocho, Camino de los Túneles, hasta Villa Dolores y Mina Clavero, en el valle de Traslasierra. Esta travesía de cicloturismo se realizó durante tres días, en otoño
Córdoba en vacaciones de invierno Córdoba en vacaciones de invierno
Córdoba tiene muchas propuestas y alternativas para pasar las vacaciones de inverno, en un entorno de sierras, conociendo parte de la historia argentina y disfrutando de las delicias de esta provincia. Entre las propuestas que seducen a visitar la provincia, están los festejos por los 400 años de la Universidad Nacional de Córdoba, entonces se puede
El Monasterio de las Carmelitas Descalzas El Monasterio de las Carmelitas Descalzas
El centro histórico de la ciudad de Córdoba, se destaca por su arquitectura el Monasterio de las Carmelitas Descalzas, y especialmente la Iglesia de Santa Teresa. Ubicado a pleno corazón del centro histórico de Córdoba, a media cuadra de la Plaza San Martín. En el siglo XVII, don Juan de Tejeda y su esposa doña Ana María G



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en Córdoba (capital)
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Alojamiento destacado en Córdoba (capital)
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por