• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 01/11/2009
Visto: 311 veces
Fuente: La Nacion Turismo

El Resort de Campo y Polo cumplió diez años y lo festejó con un gran espacio para masajes y tratamientos relajantes

En temporada de polo, desde la terraza del restaurante La Perdiz del Resort de Campo y Polo, en Open Door, el espectáculo es maravilloso: si coincide con un campeonato o una práctica, el comensal o huésped podrán ver los partidos desde una vista privilegiada mientras se degustan las exquisiteces del cocinero chileno Pedro Castro Rojas.

El resort de 60 hectáreas, a 6 km del Acceso Oeste sobre la ruta 6, este año cumplió diez años y lo festejó con cambio de carta del restaurante y la inauguración del flamante O3 Spa, entre otras novedades. Renovó su página Web, creó la posibilidad de hacer consultas online y de leer las experiencias de los huéspedes en el blog linkeado desde allí.

Al ingresar en el predio por un camino zigzagueante entre árboles jóvenes y no tanto, se recorta al fondo el hotel de trazo neocolonial realizado por el estudio de arquitectos De Paula y Desmery. El confort de las 32 habitaciones del hotel es relajante, moderno y algo campero a la vez.

A esto se suman las cuatro canchas de polo administradas por el vecino La Cañada Polo Club, los dos salones para eventos y los escenarios dispuestos para hacer trabajos en equipo, los quinchos, la pileta climatizada, la caminata hasta el río, las cabalgatas, el posible taqueo. Los fines de semana tienen prioridad los huéspedes: no se reciben interesados en el día de campo.
Ozono y saunas

A la derecha del hotel, el flamante spa de 250 m2 sólo permite el ingreso a mayores de 16 años. Se invirtieron 350.000 en dos hidromasajes con ozono -uno con burbujas y otro con jets direccionados más una cascada lumbar-, dos baños sauna y uno de vapor, una ducha escocesa, tres salas de masajes equipadas y una placentera sala de relax con vista a las canchas de polo.

La propuesta clásica es realizar las caminatas que salen hasta el río los fines de semana, luego recibir un masaje y, por último, pasar al comedor.

El masaje puede ser exprés (25 minutos) o de una hora, relajante, descontracturante para deportistas, reflexología, con piedras calientes y frías, con esferas chinas o almohadas calientes con aceites aromatizados. Y luego seguir por el circuito hídrico. También se efectúan tratamientos faciales con turba, extractos de plantas, colágeno, etcétera.

Pedro Castro Rojas ofrece un menú un tanto más reducido al mediodía y también uno light (para qué tanto tratamiento si no), junto con la carta de la noche donde destacan pescados y carnes exóticas.

Básicamente se trata de cocina mediterránea con toques criollos, productos de estación y de la zona. Destacan los panes caseros y calientes, las pastas, las carnes (novillo, cordero, conejo), el locro de perdiz en honor a la casa, el ossobuco de invierno.

Pedro sugiere el cebiche, sorprendido gratamente con el avance de la cocina peruana y su aceptación en nuestro país, para luego seguir con la merluza negra, pescado que adora. Otras rarezas que salen mucho son las ranas toro gratinadas con queso azul, entre otras carnes exóticas según la oferta del mercado.

Y el ineludible asado de los fines de semana. Se hace en el quincho Los Aromos con carbón y leña de quebracho, ensaladas y postres criollos, y los domingos toca seguro, no hay tutía. Todo muy bien acompañado con buenos vinos.

Otras posibilidades para los grandes: andar en bicicleta, las cabalgatas, las clases de taqueo, la utilización de la jaula de golf o salir del resort para jugar a este deporte en La Colina Country Club -a 2 km- o un poco más lejos, en Las Praderas, con green-fee diferenciales para los huéspedes del hotel.

Los niños de 4 a 12 años están contemplados los fines de semana: una maestra jardinera organiza actividades para ellos durante los dos días, como pintura, amasado, deportes al aire libre y cine.

El lugar vale la pena por su cuidada propuesta: el campo prolijo que da a las canchas de polo, la rica comida, la posibilidad de presenciar campeonatos de jugadores de mediano handicap de clubes de la zona de este deporte y el flamante spa.

Datos útiles

Cómo llegar
Tomar el Acceso Oeste hasta el km 59 y allí doblar por la ruta 6 a la derecha 6 km. Ni bien se cruza el río Luján, a la izquierda aparece el hotel. Otra opción es tomar la Panamericana, ramal Pilar, y luego la ruta 8 hasta el km 67. Allí doblar por la ruta 6 a la izquierda 12 km.

Tarifas
Día de campo (sólo de lunes a viernes): $ 250 + IVA. Incluye un masaje y utilización de instalaciones deportivas. Promedio cubierto restaurante, La Perdiz: $ 70/80 por persona. Está abierto todos los días, mediodía y noche.

Alojamiento
Para dos personas, el viernes romántico cuesta $ 650 la habitación superior con balcón e incluye la cena del viernes, un upgrade sujeto a disponibilidad, una botella de champagne y canasta de frutas y dos masajes y circuito hídrico. Esta promoción no es aplicable los fines de semana largos. La habitación con desayuno incluido, single o doble, cuesta $ 690.

Informes
02323 496669

Fuente: La Nación Turismo
http://www.lanacion.com.ar/1192627


Más información de Buenos Aires y de Lujan.

Comentarios
Notas y artículos
Un paseo rico en historia y religión Un paseo rico en historia y religión
En Luján se puede conocer un poco más de la historia argentina, entre museos, edificios históricos, tradición y platos típicos, ubicada a tan solo 70 kms de Buenos Aires. Conocida como la "Ciudad de la Fe", es uno de los destinos más visitados durante todo el año, que en muchas ocaciones llegan en multudinarias peregrin
Encuentros cercanos con el reino animal Encuentros cercanos con el reino animal
Seis paseos por zoológicos y parques, que ofrecen la posibilidad de observar animales exóticos y autóctonos, para aprender sobre sus costumbres, comportamientos y en algunos casos interactuar con ellos. Son salidas al aire libre, ideales para ir en familia en toda epoca del año. Estos seis zoológicos y parques temáticos están dis
Carlos Keen, la próxima estación Carlos Keen, la próxima estación
A 15 kilómetros de Luján, Carlos Keen es quizás el pequeño pueblo turístico bonaerense más conocido por los porteños. La ruta 7, por la que se llega, fue remozada: ya no es aquel camino intransitable lleno de baches que hacía más complicada la aventura. Una vez allí, la villa asoma con su encanto de casitas b



Turismo en Argentina :: Recorriendo Argentina los 365 días del año
Buscar hoteles en Lujan
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365argentina.com
La guía online de Argentina los 365 días del año
www.365argentina.com
Desarrollado por